sábado, 8 de agosto de 2015

LO NUESTRO:

PIPER PIMIENTA DIAZ, 17 AÑOS DESPUÉS

Esta semana se cumplen 17 años de la desaparición de una de las figuras más importantes de la salsa colombiana, el flaco ‘Piper Pimienta’, cantante, compositor, bailarín frenético, incansable y referente obligado de nuestro libro musical. Le pedí el favor al maestro Óscar Jaime Cardozo Estrada, Director de ‘Planeta Salsa’ en Cali, que nos deleitara con su pluma acerca del caucano.

Por: Oscar Jaime Cardozo Estrada – Director de ‘Planeta Salsa’.
Especial para Sabor a Coco – Desde Cali

Tengo aun presente en mi mente cuando aquella noche de jueves del 4 de junio del año 1998,  ya de regreso a casa, en esa hora incierta de tarde-noche, recibí una llamada telefónica en la que se me informaba que el gran ‘Piper Pimienta’ Díaz había fallecido víctima de un atentado a bala. 

Como un magazine desenrollándose en la memoria del tiempo, pasaron por mi mente mil y una imágenes de ‘Piper’ bailando al frente de su orquesta, con sus piernas de delgadez inusitada, con esa mirada atrincherada detrás de sus antiparras y sus dientes blancos riendo en la celebración de la entonación de las canciones de salsa.

Edulfamid Molina Díaz, como era su nombre de pila, había nacido 59 años antes de aquella fatídica tarde. Era natural del corregimiento de La Paila, en el Departamento del Cauca, cerca al municipio de Puerto Tejada, y llegó a este mundo hace 76 años, el 4 de agosto de 1939, lejos de imaginar el gran legado salsero que nos dejaría.

Pensaba invadido de la tristeza y la impotencia, que siendo muy niño, junto a su familia, y como son las cosas cuando son de la música, trasladaron su residencia a Cali, y como tenía que ser,  llegaron a uno de los barrios de mayor arraigo rumbero, el tradicional barrio donde Jesús Obrero, precisamente alza su mirada al creador insistiendo en que el Padre nos perdone, porque no sabemos lo que hacemos. No habían matado a un hombre… asesinaron la esperanza de la salsa, el orgullo de la región.
Iniciando la década de los 60 del siglo pasado, el joven Edulfamit es convocado para cantar en la orquesta Sonora del Pacífico, agrupación que amenizaba distintos bailes en la ciudad. Se bailaban ritmos antillanos y la salsa empezaba a aparecer de manera tímida en el escenario popular bailable de Cali. Richie Ray y Bobby Cruz, Mr. Pete Rodríguez “El Rey del Boogaloo”, Joe Cuba y otros, hacían presencia en nuestra urbe, con su música grabada en el negro acetato.

A principios de la década siguiente, la de los 70, la salsa se consolida y la disquera de Don Antonio Fuentes le pide a un joven bajista paisa, sobrino de Mario Rincón, trabajador de la disquera, que se atreva a tocar salsa y conforme su orquesta. Julio Ernesto Estrada Rincón, a quien Lisandro Mesa le había puesto el mote de ‘Fruco’, por la famosa salsa de tomate y por el parecido que, según el cantor de los Corraleros de Majagual, le encontraba con la muñequita ‘Frukita’, que identificaba la mítica salsa de tomate, decide crear su orquesta a la que llamó ‘Fruko y sus tesos’.

Se abre la puerta que da la entrada para que ‘Piper Pimienta’ Díaz inicie su camino como interprete salsero, participando en importantes orquestas como la de Fruko y sus Tesos, The Latin Brothers,  la de ‘Cheché’ Mendoza y su propia orquesta, entre otras…

Hace 76 años nacía uno de los más grandes cantantes de salsa en Colombia: ‘Piper Pimienta’ Díaz… Hace 17 años, el 4 de junio, partía a conformar el coro celestial…

CAJA BIOGRÁFICA
Edulfamid Molina Díaz: ‘Piper Pimienta’

Nació el 4 de agosto de 1939 en La Paila, Cauca, aunque algunos biógrafos lo ubican como nacido en Puerto Tejada. Cantante y compositor considerado como uno de los pioneros de la salsa colombiana. Hizo parte de agrupaciones como La Sonora Pacífico, Los Supremos, Fruko & sus Tesos, Latín Brothers, ´Cheché Mendoza y La Colombia All Stars, entre otras. Fue vilmente asesinado en Cali el 4 de junio de 1998.

No hay comentarios: