domingo, 1 de noviembre de 2015

SE VENDE

Gran revuelo en todo el país causó el anuncio hecho por el maestro César Pagano de poner en venta su más preciado tesoro, su colección musical, esa que guarda en cada uno de los rincones de su apartamento en Bogotá y que ha acumulado durante algo más de 50 años de amor por las melodías, las grandes voces y las buenas agrupaciones musicales.

Y no es para menos; lo que tiene Pagano guardado en su casa son años y años de historia, de inigualables piezas, muchas de ellas de colección, otras que quizás ni siquiera llegaron al país y que se le enredaron en sus maletas en aquellos viajes que solía realizar para ‘nutrirse’ de lo que estaba sonando en otros lares.

Pero lo mejor de todo, es que no sólo hay salsa, no. En la colección de Pagano hay de todo y para todos como en botica; claro, lo dominante es la salsa y todos sus géneros, desde los boleros hasta la timba, pasando por pachangas, guarachas, guaguancós, vallenatos en salsa, música antillana, instrumental, música colombiana por montones y… claro, salsa y más salsa.

Hace unos meses, cuando tuve el placer de visitarlo y compartir algo de su espacio, conocimiento y amistad, ni se me pasó por la mente que el maestro Cesar fuera a poner en venta su colección. Luego de haber cerrado para siempre su emblemático sitio nocturno, Salomé Pagana, parece que se cansó de atesorar esas joyas musicales y recuperar algo de espacio en su casa y mucha tranquilidad en su alma.

Pero claro, Pagano no quiere echar a la caneca y regalarle a cualquiera  el esfuerzo y la dedicación de casi medio siglo y ha pedido que ojalá una entidad cultural le haga una oferta razonable y entendible para entregarle las casi 50mil piezas que hacen parte de su ‘vida musical’, entre acetatos, CD’s, DVD’s, videos (en beta y vhs, incluso), libros, revistas y demás.

Aquí es cuando me acuerdo de mi mamá Petrica: ¡Ay Señor, socórreme una lotería para poder darme ese gustico!

No hay comentarios: