lunes, 20 de julio de 2015

LO NUESTRO:

SALSA SANTANDEREANA CON LA ORQUESTA PALONEGRO

Yo sé que hacer salsa en una ciudad como Bucaramanga, donde el vallenato y el reguetón tienen un nicho muy fuerte, es cosa seria; por ello resalto y aplaudo los esfuerzos que realizan nuestros músicos salseros, quienes, la mayoría, hace parte de agrupaciones musicales de diversos géneros, pero siempre están ahí, creando y haciendo piezas que van sentado más bases para la salsa santandereana.

Hoy quiero aplaudir el trabajo de Alberto Ardila, el mismo de Misión Secreta, quien con el empuje y talento de un grupo de jóvenes músicos amantes del ‘golpe’, se lanzaron a hacer salsa más elaborada, de mejor golpe y sonido más grueso. Así nació la Orquesta Palonegro, una banda que rescate el sonido de la salsa del barrio, con golpe diferente, más auténtico y con trombones gruesos y casi rajados, muy similares a lo que hace la Dimensión Latina.

Cuando ‘Beto’ me llamó para que fuera a su estudio en el barrio La Joya de Bucaramanga a escuchar un nuevo trabajo, no lo dudé dos veces. La verdad llegué casi predispuesto a escuchar el nuevo trabajo de Misión Secreta, pero el músico me salió con unas piezas muy distantes al sonido de su banda base. Esa era Palonegro.

Me la disfruté, me agradó, su sonido era distinto a todo lo que había escuchado en la ciudad, me deleité casi todo el trabajo y hasta me atreví a sugerirle un par de puntos que le podrían aportar a la materialización de esa muy buena propuesta musical. Hoy Palonegro ya tiene dos trabajos discográficos grabados, pero lamentablemente la radio comercial poco a nada ha permitido que su música se oiga, debido a ese cáncer que se llama ‘payola’.

Ese día, de ingenuo (casi que de pend…), le insinué al Alberto que lleváramos el trabajo a cierta emisora ‘tropical’, pero me entristeció mucho su respuesta: “Coco, ya fuimos… y nos pidieron xx plata para ponerla a sonar…” Triste, muy triste que nuestros artistas, hijos de esta tierra, graduados de nuestra facultades de música no tengan espacio para mostrar su talento y su trabajo en las estaciones de radio de la ciudad.


Aplaudo el esfuerzo de Alberto, Juan Carlos Ortiz, el popular ‘Colmillito’, y demás integrantes de Palonegro, y, a través suyo, el de todas las bandas salseras del oriente colombiano. Aquí siempre tendrán un espacio para difundir su trabajo como tiene que ser, sin pagar, sin ‘payola’.

No hay comentarios: