martes, 10 de noviembre de 2015

SON 14:

37 AÑOS DE SABROSURA

El 11 de noviembre de 1978 se materializó un sueño gracias a la propuesta del compositor y  productor musical Rodulfo Vaillant, quien le ‘vendió la idea’ de formar una agrupación de son al joven pianista y director de orquestas Adalberto Álvarez, quien ya, con 30 años, había alcanzado un grado de madurez personal y artística lo suficiente como para aceptar semejante reto, pues su nombre ya figuraba en la radio cubana por sus temas grabados, entre otros, por la genial Orquesta Rumbavana, del maestro Joseíto González. Así nació en Santiago de Cuba el Conjunto Son 14.

Los dos primeros trabajos compuestos por Adalberto Álvarez que sonaron en la radio isleña fueron ‘Con un besito de amor’ y ‘El son de Adalberto’, justamente interpretados por la agrupación dirigida por González. La reunión propuesta por Vaillant a Adalberto fue rápidamente puesta en marcha y acogida por los bailadores de santiagueros, a donde llegó Frank Fernández, el productor estrella de EGREM, para conocer el sonido y familiarizarse con las características del naciente grupo.

Fernández reconoció de ‘ipso facto’ la calidad de la agrupación y le propuso hacer las gestiones para grabar y ser firmada por la casa disquera nacional. Ahí, con el álbum ‘A Bayamo en coche’, inició una fulgurante y exitosa carrera musical que hoy tiene a Son 14 entre las agrupaciones bandera del folclor afrocaribeño, recorriendo casi medio mundo y compartiendo su talento musical.

El símbolo hoy por hoy de Son 14, es su voz líder Eduardo Morales Orozco, ‘Tiburón’, quien recuerda sus inicios como cantante y jugador de béisbol. “El señor Rodulfo Vaillant prometió apoyarnos, junto a Antonio Orúe de la Empresa Musical. Arrancamos con cinco músicos de Camagüey y, después de muchos avatares y problemas administrativos, logramos concretar una nómina, para crear un conjunto en Santiago de Cuba. Al fin nos estrenamos en una fiesta, 11 de noviembre de 1978, en la calle Santa Úrsula y Primera”, cuenta.


Temas como ‘A Bayamo en coche’, ‘Tal vez vuelvas a llamarme, ‘Calle Enramada’, ‘La soledad es mala consejera’, ‘Si yo siempre he sido son’, ‘Las hojas blancas’, ‘Cuestiones de amor’, ‘Agua que cae del cielo’, ‘La trocha’, ‘Será porque soy candela’, ‘Tati, una canción para ti’, ‘Son para un sonero’, ‘El son de madrugada’, entre muchas otras, son parte del revolucionario sonido que desde esa época impuso Son 14. Aunque ya no con la misma intensidad, aun se escuchan los temas de Son 14 en las estaciones de radio y en los bailaderos, un estilo único que invita a no sentarse. Ahhh… ¿Y el nombre? Fácil… alguien preguntó: ¿Y cuántos son?... A lo que otro contestó a secas: ¡Son 14!

No hay comentarios: