sábado, 23 de enero de 2016

¡JUÉGALE, ALFREDITO…!

Maestro de maestros frente a las blanca y las negras, limeño de nacimiento y querido en todo el continente, la carrera del músico Alfredito Linares está llena de aplausos y reconocimientos casi en todos los continentes, siendo uno de los más consagrados pianistas de la música tropical, la salsa y el jazz latino, reconocido así por los más importantes críticos de la materia.

Su paso por el Conservatorio Nacional de Musical del Perú fue la mejor forma de emular los compases de Lino Frías (pianista de la Sonora Matancera), Peruchín Justiz y el gran bebo Valdés, sus inspiradores y de quienes obtuvo las primeras influencias musicales para luego desarrollar todo un estilo particular y característico.

Inició tocando en un grupo que su propio padre conformó y el cual heredó cuando éste fallece en 1957. El inicio musical oficial lo hizo  en 1965 con la Sonora Antillana, álbum del cual se pegó el tema ‘A la calle 13’. De ahí en adelante fueron muchas agrupaciones las que disfrutaron de su aporte en el piano, como la de Pepe Hernández, Nilo Espinosa, Coco Lagos, en su natal Perú, para luego recorrer Argentina, Ecuador y Chile, hasta llegar a Colombia, donde tuvo la primera gran vitrina al ser invitado al gran concierto del estadio olímpico Pascual Guerrero en 1970, donde alternó con La Sonora Matancera, El Gran Combo de Puerto Rico, Richie Ray & Bobby Cruz, Nelson y sus Estrellas y Los Supremos de Colombia.

Ese hecho hizo que Alfredito se enamorada de nuestro país, y en especial de Cali, la cual le recibió con gran cariño porque su música ya se escuchaba, pero en la cual pocos lo reconocían en la calle. Él mismo cuenta que “tenía que presentar el pasaporte en cada sitio porque todo mundo pensaba que Alfredito Linares era cubano y no peruano”, haciendo referencia a la ocasión que llegó a la discoteca La Fania, la cual le había contratado para tocar esa noche.

En Venezuela tuvo gran aceptación y mucho trabajo, con orquestas como Grupo Mango, La Salsa  Joven, La Salsa Mayor, Los Pachecos, Billo´s Caracas Boys, Los Peniques y con José Luis Rodríguez, el puma. Entre sus éxitos más sonados están Mi nuevo ritmo, A escondidas llorarás, Tiahuanaco, Mambo rock, entre muchos otros. Como productor musical intervino en trabajos de artistas como Piper Pimienta, Lucho Puerto Rico, Eddy Guerra, El Conjunto Renacer, Sonero Clásico Calima, Grupo Clase, Son de Azúcar, Willy Salcedo, La Cali Charanga, Perú All Star, Las Estrellas de la máquina, entre otros.

En octubre del 2005 tuvo la oportunidad de ser publicado por la revista inglesa ‘Latin Best Magazine’, lo que le abrió las puertas de Inglaterra, Francia, Alemania, Holanda, Bélgica, Austria, República Checa, Grecia, Suiza, Italia, Portugal, Finlandia, entre otros.  Su más reciente trabajo, ‘Salsa pa’ todo el mundo’, lo publicó en el año 2014 y en 2015 hizo parte del maravillo proyecto del maestro Carlos Córdoba, Boleoro. Actualmente vive en Cali y tiene presentaciones previstas para en Colombia, Estados Unidos y su natal Perú. Larga vida al maestro Linares.

No hay comentarios: