sábado, 24 de septiembre de 2016

EL PRÍNCIPE DE LA SALSA


Uno de los ejemplos que claramente advierte sobre la diversidad de la salsa en nuestro continente, es el cantante Luis Enrique, quien sin ser boricua, cubano venezolano, dominicano o colombiano, ha sabido ganarse un espacio inmenso en el género latinoamericano y afrocaribe.

Luis Enrique nació en una población intermedia de Nicaragua, llamada Somoto, en el departamento de Madriz, empezó a conocerse a finales de la década de los años 80's y tuvo mucho éxito en los años 90's. Desde su infancia en Managua, Luis Enrique estuvo rodeado de una familia donde la música era primordial. Su interés por innovar y crear estaba latente.

En 1978 se mudó a Los Ángeles, a donde llegó atraído el jazz y el blues americano, con lo que fue agregando nuevos sonidos a sus composiciones. Ese fue su norte es seguir guiado por la intuición. Cuando llegó a la salsa comprendió rápidamente que se podía hacer música para bailar, sin sacrificar un buen mensaje y confiesa que fue Rubén Blades el artista que le mostró el camino. Después de ello simplemente dejó que la vida se encargara de mostrarle los pasos a seguir y todos los caminos que lo llevaron a la salsa.

Se presenta en la ciudad de Miami en una audición para ser la voz líder de un grupo salsero, y el demo que grabó esa tarde, en que descubre su conexión con la música tropical, se convierte en su primera producción discográfica en Estados Unidos: Amor de medianoche, editado en 1987 por Sony Discos. Otro de los momentos que fueron importantes de mi carrera fue la llegada, en 1988, a Puerto Rico, rememora. En esta tierra graba la segunda producción titulada Amor y Alegría, con éxitos inmediatos como Desesperado, Tú No Le Amas, Le Temes, No te quites la ropa y Compréndelo. Desde allí la carrera de Luis Enrique gana solidez y sus nuevos discos se convirtieron en números uno en ventas: Mi Mundo, Luces del Alma, Una Historia Diferente, Luis Enrique Live - grabado en vivo en el Universal Amphitheater de Los Ángeles -, Dilema y Luis Enrique, además de una docena de producciones grabadas en Costa Rica, Venezuela, México y Nicaragua.

Su talento también brilló en producciones de otras estrellas como Abriendo Puertas, el disco de Gloria Estefan donde interpretó instrumentos de percusión del clásico Mi Tierra. De hecho, en ese tema, el primer sencillo y gran éxito de ese CD, tuve el placer de realizar la introducción con las tumbadoras. Por otra parte también trabajó como instrumentista en la canción María» interpretada por Ricky Martin, y en producciones discográficas para Chayanne, Arturo Sandoval, Alex Acuña Collective Soul, entre otros.

Su popularidad le permitió además llegar a la actuación estelarizando la novela Al Son del Amor. En medio de la popularidad conseguida por este rol, graba «Génesis», una producción que lo acerca al género pop, trascendiendo las barreras que impone el haber sido consecuente con un estilo y finalizando su relación con Sony Discos.

Con Polygram Latino como nueva casa de discos, dos años más tarde lanza Timbalaye, dejando ver la madurez conseguida por el paso del tiempo, tanto como compositor, intérprete y productor y permitiendo que la influencia afrocaribeña que había recibido se volcara en sus composiciones.  Con el nuevo milenio y luego de cinco años, Luis Enrique graba otra vez salsa de una manera innovadora, fresca, con un ritmo que le es propio y estrenando su propia disquera: Chazz Music, distribuida por WEA Latina. Así el artista se compromete en su totalidad con sus álbumes: nace Evolución (2000) y luego Transparente (2002), cumpliendo roles de productor, autor, arreglista, músico e intérprete y valiéndole el reconocimiento de sus pares en la música.

En 2007 sacó a la venta el álbum del género world music denominado Dentro y Fuera, donde cabe destacar los sencillos: Ay Amor, Mañana Es Muy Tarde, Yo Te Amé, entre otros. En 2009 retoma la salsa a tiempo completo con Ciclos, álbum que produce el reconocido músico Sergio George y que lleva nuevamente a Luis Enrique al reconocimiento internacional.

En 2009 graba el tema Vamos a botar la Pelota, que identifica las transmisiones de Béisbol en Español de ESPN para Latinoamérica y Estados Unidos, bajo la producción de Sergio George, Guianko Gómez y Leonte Landino. El tema también identificó el Clásico Mundial de Béisbol 2009 para la cadena deportiva continental.

No hay comentarios: