viernes, 11 de junio de 2010

VEA ESTA VIERNES 11 DE JUNIO EN "SABOR A COCO”

ESPECIAL CON LOS HERMANOS LEBRÓN - PARTE I

CONCIERTO EXCLUSIVO GRABADO EL 4 DE JUNIO DEL 2010 EN EL DOWN TOWN MAJESTIC DE BOGOTÁ…

‘SABOR A COCO’, VIERNES 10 A 11PM A TRAVÉS DEL CANAL TRO -TELEVISIÓN REGIONAL DEL ORIENTE- Y MIÉRCOLES DE 6 A 7PM EN RCI -REGIÓN COLOMBIA INTERNACIONAL-.
‘SABOR A COCO’… Y ¡ASHÉ PARA TODOS!...

jueves, 3 de junio de 2010

LOS HERMANOS LEBRÓN

Corría el año 1954 y don Francisco Lebrón Feliciano decidió junto con su esposa probar su suerte en el país del norte, a pesar de ser primo del futuro famoso cantante José Feliciano (el ciego), no era propiamente la música lo que lo empujaba a inmigrar. Su hijo mayor Pablo, nacido en Aguadilla (Puerto Rico) el 30 de junio de 1937, ya daba señales de que la música corría en sus venas, el era medio hermano de Maria, José y Ángel, hermano de Carlos y después del menor Frankie quien nació en 1958 ya en tierras del Tío Sam. Pablo ya demostraba sus dotes artísticas de cantante presentándose en las radios locales de Puerto Rico donde formaba parte de un trío. Cuando se mudó para EEUU su primera actitud fue de crear un grupo denominado “Las Tres Monedas” el cual se mantuvo hasta 1965 cuando forma la Orquesta Arecibeña.

Por otro lado Ángel y José también mostraban su talento en el grupo “Los Eltones” creado en 1962, y donde tocaba la batería su primo José Manuel. Eran los inicios de la decadencia de los Big Bands y del surgimiento de un nuevo ritmo que mezclaba letras en ingles y español con el sonido característico del Rythm & Blues afro americano, especialmente del Soul, tan dominante en la época con el increíble James Brown & The Famous Flames quienes ya habían alcanzado suceso en las paradas norte americanas con su disco “Please, Please, Please” (1956-Polydor-610). Este nuevo ritmo era el Boogaloo que marcaría su pauta a partir de 1966. La familia Lebrón se estableció en el barrio negro de Brooklyn, en la ciudad de New York, en un sector alejado del barrio latino, así fueron muy influenciados por lo afro americano. Como buen boricua, Pablo nunca dejó de lado la influencia de la música típica puertorriqueña creando así un estilo híbrido que haría historia en un futuro próximo.

LOS LEBRON BROTHERS - UN ASUNTO DE FAMILIA
Un día, las agrupaciones de Ángel y Pablo se juntaron para atender a un contrato de este último
en el club “Las Vegas” en el Brooklyn, llamaron también a su otro primo Héctor para tocar las congas y consiguieron mantenerse en el local de lunes a viernes ganando algún dinerito. La agrupación resultante de ese junte fue llamada “Ángel Lebrón Y Su Combo”. Contaba con Pablo en los vocales, Ángel en el piano y bass, José en la guitarra y José Manuel en la batería, Carlos y Frankie vendrían después: el primero en 1970 asumiendo el bongó y trayendo una nueva sonoridad a la campana, y el segundo en 1971 en substitución a Héctor en las congas. Tocaban música con corte afro americano teniendo mucho suceso aprovechando el extenso cancionero de este género.

En 1966, Ángel Lebrón es convidado a trabajar como asistente en una presentación de
Tito Puente y de Ricardo Ray en el “Grand Paradise Ball Room”. Johnny Colón ya había despertado su atención con su disco “Boogaloo Blues”, mas fue el “Rey del Timbal” quien agudizó su sentido en dirección a lo latino. A partir de ese momento la banda “Ángel Y Su Combo” comenzó a incluir en su repertorio temas de Boogaloo, José quien siempre se destacó como un tremendo arreglista se encargó de darle un tono mas ligero al nuevo ritmo. Acudieron entonces hasta el productor Pancho Cristal de la Tico Records pensando grabar con éxito estos ritmos, pero recibieron una respuesta negativa (después lo homenajearían con el tema “Pancho El Loco” en una de sus posteriores producciones).

Insistieron con George Goldner el mismo productor de Johnny Colón en la Cotique Records y
consiguieron una audición con él. Cuando Goldner los escuchó tocar dos boogaloos le pareció que ya estaban listos para grabar excepto por el nombre de la banda. Sugirió cambiar la denominación del grupo a “Los Hermanos Lebrón” con la cual todos concordaron. La noche del 7 de julio de 1967 vio a los
Lebrón Brothers grabar su primer disco titulado: “Psychodelic Goes Latin” el cual traía el hit “Descarga Lebrón” mas cuatro boogaloos con letras en ingles. El éxito fue inmediato y respaldados por la comunidad negra de Brooklyn, los Lebrón vendieron miles de copias de este disco.

LA IDENTIDAD AFRO DE LOS LEBRON
A pesar de sus orígenes boricuas, los Lebrón se criaron en el barrio negro de Brooklyn y las influencias sonoras de este barrio les ayudaron a asimilar fácilmente el Rythm & Blues. Las radios también tocaban sin problemas su música, principalmente en los reductos de Harlem y de Brooklyn, esto determinó que la mayoría de sus seguidores sean afro americanos a pesar de que cortes salsosos ya habían sido incluidos en su primera grabación. Así de cada diez presentaciones, ocho eran para este público afro. Por otro lado era la época del visual “África Look”, los Lebrón recibieron esa influencia y sus vestimentas utilizaban una indumentaria colorida llena de aderezos como el impagable peinado estilo “casco de moto”.

En el ámbito salsero esto también se hizo presente, sobre todo en el campo visual, lo que los
diferenciaba radicalmente era el estilo musical. Los Lebrón estaban bien arraigados en el Boogaloo y en el Soul. El disco “I Believe” (1969-Cotique-1022) lanzado después del segundo LP ("The Brooklyn Bums" 1968-Cotique-1015) caracterizó bien este detalle, en la caratula aparecen José y Ángel bien cómodos con su indumentaria Soul de moda en esa época. En esta producción Carlos Lebrón participa en los bongós por la primera vez, y la banda se refuerza también con la trompeta de Eddie Dicupé. La tendencia musical de los Lebrón continuaría así, mientras el Boogaloo en poco tiempo ya entraría en franco declino. Los Lebrón aún grabarían “Brother” (1970-Cotique-1039) en la misma tónica de lo afro americano, y después un primer disco totalmente en español ya dando señales de lo que vendría mas tarde: “Llegamos” (1970-Cotique-1042) en el cual se destaca el hit “Mi Fracaso”.

SALSA Y CONTROL

Cuando el Boogaloo empezó su declino, bandas nuevayorkinas ya habían tomado el espacio del ambiente latino. Con el apoyo de la disquera Fania gente como Willie Colón , Orquestra Harlow, y varias otras bandas de sonido marginal comenzaban a dictar las nuevas reglas. Era la hora de cambiar, los Lebrón resuelven entonces experimentar esa nueva expresión híbrida salida del sonido de los metales y cuya temática no dejaba de lado al cotidiano del barrio latino, similar en vicisitudes al barrio negro de Brooklyn. e esta forma sale al mercado el disco “Salsa Y Control” (1970-Cotique-1049) verdadera obra clásica de la salsa y que definiría los rumbos de la banda para los años siguientes. En esta producción se incorpora Frankie Lebrón en las congas y aún cuentan con la participación del trompetista Ray Maldonado.

El tema “Salsa Y Control” caracteriza el aporte de los Lebrón a la salsa, si por una parte pusieron
entre paréntesis los arreglos instrumentales en sintonía con el Soul y el Rythm & Blues, por otra parte incorporaban a la salsa la influencia del doo-wop : la construcción vocal de sus coros para seis voces. De esta forma consiguieron mantener la armonía necesaria para la evolución de sus temas. Esta producción alcanzó altos índices de ventas, gracias a ese estilo inigualable en los coros y permitiendo que la orquesta se escuche de una manera singular y diferente conquistando de una vez los oídos de la comunidad salsosa. Algunos entendidos afirman que después de esta producción es que el termino salsa quedó definitivamente acuñado al movimiento, a pesar de que la caratula del disco lo contradiga. La mención a la palabra salsa está caracterizada por una lata de salsa de tomate colocada en la cabeza de la modelo del disco lo que demuestra que la verdadera intención no era precisamente la de identificar al ya consolidado movimiento.

EN LA UNIÓN ESTA LA FUERZA
En los inicios de los 70’s, dos acontecimientos marcarían la carrera de los Lebrón. El primero en 1971, es el fallecimiento de George Goldner ejecutivo de la Cotique quien fue el principal promotor del grupo. El segundo fue el éxito de la Fania y su expansión que culminó con la adquisición, por parte de esta, de prácticamente todos los sellos independientes de música latina, incluyendo Cotique. Con la adquisición de la Cotique, Fania adquiría los derechos de la obra completa de los Lebrón, daba continuidad al contrato de exclusividad de estos con el sello, y echaba la dirección de la Cotique. En otras palabras, con Goldner ya fallecido el poderoso Jerry Masucci (quien según declaraciones de Ángel Lebrón era racista) asumía solo el poder...

Las declaraciones de Ángel se basan en el hecho de que los Lebrón, a pesar de ir muy bien en
las ventas de sus discos, nunca fueron tratados a la altura por la compañía, ya que jamás participaron tanto en las películas (“Our Latin Thing” y “Salsa” específicamente) como en los shows y conciertos con la agrupación representativa del sello (la Fania All Stars). Los Lebrón no eran ni siquiera convidados, a pesar de que otros grupos de menos expresión comercial sí lo fueron: por ejemplo “
La Conspiración”. Un detalle, Ernie Agosto, el líder de esta banda era blanco. Cuando la participación de artistas de color era requerida, preferían llamar a grupos que no hacían parte del staff Fania, como es el caso de “El Gran Combo ” y del africano Manu Dibango, quienes participaron de los shows que sirvieron de base para la película “Salsa”.

En la cumbre de sus acusaciones, Ángel Lebrón relataría hace algún tiempo atrás para un periodista colombiano la indecorosa y racista propuesta que Masucci les habría hecho a ellos y en la cual sugería cambiar al vocalista Pablo Lebrón por gente del perfil de Héctor Lavoe o
Rubén Blades, según el poderoso ejecutivo, por el hecho de la orquesta necesitar al frente de ella un vocalista de piel blanca, y con buena apariencia física. Según Ángel, las actitudes racistas de Masucci, iban más allá del color de la piel y también afectaban la formación socio-cultural de los componentes de la banda. Masucci se oponía también al acercamiento de los Lebrón a la comunidad afro-americana, pero a pesar de esto la orquesta no fue perjudicada en las radios precisamente por su legión de admiradores que los mantuvo en la media y que provenían de esa comunidad.

La convivencia con los demás miembros de la Fania parecía no ser de las mejores, cada vez que se encontraban en el estudio para grabar, según palabras del líder de la agrupación, les era ofrecido drogas en una tentativa de atraerlos para el círculo pero los Lebrón nunca entraron en esa onda. En el imperio Fania, los Lebrón grabarían 11 discos
siendo el primero “Picadillo A La Criolla” (1971-Cotique-1055) y el ultimo “Criollo” (1982-Cotique-1106), de estos 11, dos son recopilaciones: “The Best Of Lebrón Brothers” 1975-Cotique-1080 y “10Th Anniversary” 1977-Cotique-1093. En 1984, año en que terminó el contrato con la Fania, los Lebrón vivieron una angustiosa fase de paralización de sus actividades en función de la retirada forzada de uno de sus lideres y principal vocalista Pablo Lebrón.

POR CADA RISA HAY DIEZ LÁGRIMAS
En enero de 1981, los Lebrón vivirían momentos difíciles cuando su vocalista y líder Pablo Lebrón sufrió un ataque cardíaco cuya secuela fue la de dejarlo postrado a una silla de ruedas. Pablo tardaría cuatro años para volver a presentarse con la agrupación y asimismo no se recuperó por completo, hasta el cierre de este escrito aún se mantiene vivo para felicidad de sus fans y de su familia. Con la finalidad de atender a los pedidos de sus seguidores, Pablo interpretaba dos temas de su repertorio que era lo que sus fuerzas conseguían hacer en cada show en que le era posible actuar. Los Lebrón se quedaron también cuatro años sin entrar en los estudios de grabación, ya liberados del yugo FANIAtico firmaron con la Caimán Records y en 1985 grabaron “Salsa Lebrón” que incluía al nuevo, y en ese entonces joven, vocalista
Frankie Morales como voz principal. Para este disco, la orquesta adoptaría nuevos miembros de la dinastía Lebrón : los hermanos Nadine (en los teclados) y Ángel Júnior (en la percusión) hijos del nuevo líder Ángel Lebrón y Adrián (en el trombón) hijo de José Lebrón. En 1995 le tocaría a Corrine (otra de las hijas de Ángel) participar en la grabación de “Ahora Te Toca A Ti” (Boso-0100).

En 1988 ocurre la ultima grabación de Pablo Lebrón con sus hermanos, se trata del disco “El Boso” (EAR-100) para el sello El Abuelo Records, aquí Pablo interpreta “Tu Perteneces A Mi”, los demás temas se quedan a cargo de Ángel. Informaciones recientes apuntan la posibilidad de que Pablo pueda participar de las grabaciones del CD del 40 Aniversario de la banda. De los otros vocalistas que participaron del conjunto, el que mas se destacó fue Luisito Ayala el mismo que colaboró con
Roberto Roena , Bobby Valentín y El Gran Combo entre otros grupos.

Luisito dejó su marca especialmente en las grabaciones del CD “35Th Anniversary” (2002-Exclusivo-0602) en donde aparece bien sintonizado con el grupo. Otro hit de destaque es “Olvidarla” (“Lo Místico” 1998-Cotique-1109) inspirado en una versión original oriunda del hip hop americano. Luisito Ayala fue substituido por el colombiano Kike Harvey para la grabación el CD “Made In Colombia” (2004-Exclusivo-0204) quien comparte los vocales con Carlos Lebrón y Corrine. Recientemente los Lebrón incluyeron en sus filas al extraordinario vocalista Frankie Vázquez (el mismo de Los Soneros Del Barrio) quien ya había participado en los coros, en la mencionada grabación “Lo Místico”. El cantante caleño Enrique Estupiñán tuvo una participación en el CD “Loco Por Ti” (1988-Exclusivo-0302) como invitado especial. En 1989 los Lebrón Brothers consiguieron una marca: colocar más de 60 mil personas en la Plaza de Toros de Cali, esto jamás se repitió en ninguna actividad de ese recinto. Fue la consagración definitiva de su popularidad en tierras colombianas país que los adoptó desde entonces. A pesar del racismo y de las tan famosas listas negras en la Nueva York de los 70’s, los Lebrón consiguieron mantenerse única y exclusivamente gracias a su talento, sobre todo dentro del ambiente salsoso. Ese sonido característico del toque de su campana jamás saldrá de los oídos de los salseros de la mata mas aún cuando sabemos que: ...sin negro no hay guaguancó.